Acercáte a nuestras TIENDAS mas cercanas
Descripción

Esta madera es especialmente frágil, y como tal debe ser curada para evitar separaciones.

Para curar a un mate de palo santo, debe frotar aceite o mantequilla en las paredes interiores y dejar reposar unas horas. Añadir yerba mate con una pequeña cantidad de agua, lo suficiente para mojar las yerba solamente, no demasiado, y dejar por un día. Este proceso sella los poros y aumenta la vida del mate.